Si por algo destaca Montesclaros, además de por su continua evolución, es el entorno rural y ambiental que lo rodea. Entre campos milenarios se esconden precioso paisajes y rincones, animales, plantas, manantiales naturales y restos de historia y leyendas que hacen muy atractivo el turismo sano hacia nuestra localidad. Para que puedan familiarizarse con lo que les decimos, les destacaremos los aspectos más llamativos en lo relativo a nuestro medio ambiente. 

Por medio ambiente entendemos todo aquello que rodea a un ser vivo, y que condiciona, facilita, mejora o empeora sus circunstancias de vida y desarrollo. Montesclaros es un pueblo con un bajo índice de actividad industrial contaminante, siendo este prácticamente nulo, en cambio, fomenta las actividades rurales y favorece la vida natural, contribuyendo a la mejora y crecimiento de nuestras especies.

Fauna y Flora

La diversidad de flora es considerable en los terrenos colindantes con Montesclaros, y entre tanta diversidad, hemos destacado las plantas, flores y vegetales más populares, de tal manera que los visitantes puedan contemplar algunas de las especies que más nos representan: Hierbabuena, Lavanda, Jara, Romero, Manzanilla, Tomillo, Espliego, Perejil, Laurel, Acebo, Retama, Esparto, Olivo, Nogal, Roble, Alcornoque, Encina, Almendro, Higueras y Membrillo.

         

                  

 En lo referente a la fauna, nuestro municipio es rico en variedad, pues debido a su ubicación y temperaturas medias, favorece la cría y mantenimiento de especies tales como el Conejo, Ciervo, Ovejas, Cabras, Toro, Jabalí, Cerdo, Venado, Caballos, Burros, Zorro, Gato Salvaje, Lince, Perdiz, Paloma, Águila, Halcón, Cigüeña o buitre. Por no olvidar la gran afición por la pesca y la popularidad de nuestros peces más populares: Trucha y Barbo.